25/03/2017. Camino a la granja de Pramilla.

Tras levantarme sobre las 9, ducharme, recoger la mochila y tomarme el té ya tradicional nepalí para desayunar, fui a sacar dinero al cajero (8000 RPN, con 500 de comisión), y después de vuelta al hostal ya que a las 10:30h había quedado con el israelí para ir juntos a la estación Baktapur bus park a 15 min andando del hostal. 

Esto nos lo encontramos de camino y tras cruzar una calle de 4 carriles llenos de coches y motos pasando, llegamos a la estación de buses. Aquí cuando tienes que cruzar una calle puedes hacerlo por cualquier sitio ya que aqui no usan los pasos de cebra, si pasas decidido la calle, los coches suelen pararse, da la sensación que los peatones siempre tienen prioridad, estén donde estén. Aunque mejor ir con cuidado que hay bastantes accidentes y atropellos, si bien, visto lo visto, menos de lo que cabría esperar.

En la estación cogimos el bus hasta Baktapur, que nos costó 25 rupias, 0,25€, aquí el transporte público es muy barato.

Al llegar a Baktapur, nos tomamos algo en el primer bar que vimos y la verdad es que acertamos de lleno. El israelí se tomó 3 bebidas diferentes de tirón, debía estar sediento y yo un te nepalí como de costumbre. También pedimos una cachimba de paso 🙂 y dos zumos de mango.

Al salir, el chico que nos atendió, que hablaba muy bien inglés, nos acompañó hasta la parada de buses que van a Nagarkot, que es diferente a la que llegamos y allí el israelí se fue a conocer la ciudad y yo me quedé en la estación. Lo bueno es que el camarero que nos atendió me presentó a otro chico que estaba en el bus que resultó ser su hermano, por lo que me vino de perlas para no ir solo y además resultó que era aficionado al real Madrid, a CR7 y de hecho llevaba el escudo de Madrid en la tapa de su móvil, así que no me pudo caer mejor :). El viaje se hizo ameno pero un poco largo, son 8km y nos costó más de 1h. 

Y de precio, 40 rupias, (0.4€), por lo que en total con los dos buses me ahorré un montón,  no había prisa por llegar y el taxi me hubiera costado más de 20€, tuve suerte de conocer al israelí 🙂

Pare en el Sunrise Hotel, eran las 16h y como tenía tiempo hasta las 18h que había quedado en ir a la granja y además no había comido, fui a ver si me preparaban algo.

Muy rico tanto el té como los noodles de pollo, aunque estos últimos bastante picantes, a pesar de que le había pedido al camarero un plato expresamente ligero en picor. Esto costó 3€.

Las vistas desde el Hotel eran chulas, esta foto está tomada desde el interior.

Estuve después de comer en la terraza disfrutando de las vistas y organizando un poco el resto del viaje hasta la hora de encaminarme hacia la granja que estaba a 5 min a pie desde allí.

Seguí las indicaciones que me dieron en el hotel y a un lugareño y llegué a la casa, dobde estaba la dueña esperándome. Muy agradable el recibimiento. Luego al rato vinieron el resto de workawayers que están como yo allí. Había tres ingleses, una francesa, un danés y un americano. Muy agradables todos la verdad. 

La granja es sencilla pero tienen de todo la verdad. Aunque eso sí, el baño y la ducha están afuera en un cuarto independente de la casa principal, que ahora hace buen tiempo, pero no siempre es así…

Aquí como tienen unos horarios más basados en horas de sol natural, la cena fue antes de las 19h, por lo que me costó terminarme el plato, casi estaba haciendo la digestión de los noodles picantes! Y para las 21h ya estabamos en la cama, qué diferente del día anterior en el casino 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s