11/04/2017. Cuencos tibetanos/ Paseo en Barca/Pagoda/ Cueva G. Mahadev/ Davis waterfall.

El día empezó bien, desayuno y luego voy con la chica alemana a una sesión de relajación con cuencos tibetanos. 

Muy agusto, es una sensación muy agradable sentir las ondas provenientes de los cuencos cuando los acercan a los oídos o incluso a la piel. Ya tenía pensado comprarme uno de recuerdo pero creo que visto lo visto serán más.

Tras la sesión y pasar por el hostal, toca comenzar el día con un paseo en barca que me llevará al otro lado del lago. El patrón de la barca debe tener más de 70 años y ahí está como una rosa, todos días remando y al sol.

Tras arribar a puerto empieza lo duro, toca caminar unos 45 min cuesta arriba para llegar hasta la Pagoda de la Paz Mundial. 

Tras llegar exhausto, me siento en un banco a descansar y va y viene un mozo nepalí y se pone a hablar. Yo en ese momento lo que menos me apetecía despues de la subida era ponerme a hablar así que tras una pequeña pausa, me levanté a ver la Pagoda y las vistas de Pokhara desde lo alto.

Tras eso fui a comer que era ya la hora.
De ahí, camino de vuelta, pero esta vez hacia abajo y rodeando. 

En el camino me encuentro con un hombre que se pone a hablar conmigo y al final voy con el hasta mi primer destino. No tenía buenas pintas pero era majo.
Paro en una cueva muy chula y húmeda también.

De ahí fui a una cascada de agua que da justo donde entra luz en la cueva, como vemos en la foto.

Ya de ahí puse dirección al hostal y me encontré con lugares muy chulos.

Ya en “el barrio”, no pude evitar echar la mirada a como son los andamios para construir edificios en Nepal, donde usan bambú y cuerdas, con nada de seguridad ni nada que se le parezca.

De ahí al hostal, a cambiarme y a cenar, que me lo he ganado 🙂

Como hecho anecdótico, hoy todas veces que he pedido algo en un bar/restaurante, que han sido 4, me querían cobrar o devolver mal, espero que no sea un patrón habitual a partir de ahora… Y la más extraña ha sido a la noche donde nos han devuelto el cambio en dos monedas distintas, en rupias nepalies y rupias indias y la verdad es que no se seguro si querían colarnosla o realmente habían hecho el calculo del cambio de divisas y al final nos daban el dinero que tocaba. En fin, serán cosas de los viajes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s